MINIMO MOVIMIENTO HUMANO, SALUD ARTICULAR

ENTRENAMIENTO DE LA MOVILIDAD ARTICULAR: EL ABC DEL MOVIMIENTO HUMANO

octubre 3, 2019

Si solo pudiera entrenar una de las capacidades físicas del cuerpo humano…
…mi vida sería muy aburrida.
Ups, creo que ya me estoy saliendo del debate. Vuelvo a empezar.Si solo pudiera entrenar una capacidad, primaria la Salud sobre el resto de objetivos, así que mi elección sería clara: entrenamiento la movilidad. Mucho se ha debatido sobre como movernos, cual es la mejor técnica de carrera o cómo coger pesos correctamente. Pero si no tenemos los ingredientes para elaborar la receta, el debate sobre la mejor manera de cocinarla es estéril.


Cuando me refiero a movilidad no me refiero a grandes proezas como hacer un pancake con el pecho al suelo o tocar la cabeza con el dedo gordo del pie. El objetivo de este blog no es que aprendas a hacer cosas extraordinarias con las que fardar en tu Instagram, si no proporcionarte argumentos para que aprendas a tomar decisiones sobre tu salud articular y física en general.

Como iba diciendo, cuando hablo de movilidad me refiero a ser capaz de mover cada una de tus articulaciones activamente y con control en todo su rango. “Todo su rango” es un concepto muy personal debido a que la movilidad se ve afectada por factores individuales como la morfología ósea o las características del tejido conectivo. De ahí la importancia de aprender a escuchar a
nuestro propio cuerpo, algo que nadie puede hacer por ti.

Para los de las excusas (“yo es que siempre he sido un tronco”): en general, todos podemos mejorar nuestra movilidad más de lo que creemos. De manera orientativa, los rangos de movilidad normal están descritos en cualquier atlas de anatomía o biomecánica (puedes
consultarlos en Internet fácilmente). No sé que tipo de humanos existirían cuando se publicaron estos atlas, pero eran unos superhombres que podían realizar proezas como elevar el brazo 180º. Pocos he conocido yo en consulta con esas movilidades tan extremas (nótese la ironía). Podríamos pedir que se revisen estas publicaciones, pero aquí no hemos venido a involucionar ¿no?

UNA BUENA MOVILIDAD ES POLIVALENTE

La movilidad de las distintas articulaciones son las letras del abecedario del movimiento, y por lo tanto la base del resto de capacidades. Si falta una letra perderemos una buena cantidad de palabras. Con un poco de suerte, quizas la letra perdida no es una voca. Entonces seremos capaces de buscar sinónimos para expresar la misma idea. Si hemos descuidado tanto nuestro cuerpo como para perder una vocal, nuestra capacidad de comunicación se verá gravemente afectada.

Lo mismo pasa con nuestras articulaciones. Nuestro cuerpo es capaz de compensar y adaptarse a la pérdida de algunos grados de movilidad en algunas articulaciones. Si embargo, esa pérdida es completa o afecta a varias partes de cuerpo, todo el sistema de movimiento se verá gravemente afectado.

El trabajo de movilidad impacta profundamente al resto de sistemas. Trabajar sobre nuestra capacidad para situar nuestro cuerpo en el espacio de manera activa (recordemos que no estamos hablando de flexibilidad), y ser capaces de generar una contracción muscular potente en esa posición, requiere unos ratios de fuerza nada desdeñables así como control motor y conciencia corporal. Ademas, mover nuestras articulaciones en todo su rango mejora la nutrición del cartílago lo que supone una fuerte protección contra la artrosis. No se me ocurre que otro entrenamiento podría darme tantos beneficios con tan poco riesgo.

Por otro lado, las ganancias en movilidad son aplicables desde el primer momento en tu día a día. Desde el momento en el que recuperas tu capacidad de realizar una sentadilla profunda o sentarte en el suelo de múltiples maneras, jugar dos horas con tu sobrino de 2 años pasa a convertirse en uno de los placeres de la vida.

Pero el entrenamiento de la movilidad no solo tiene impacto sobre tu salud física, también sobre tu
salud mental. Continúa leyendo.

EL ENTRENAMIENTO DE LA MOVILIDAD ES ABURRIDO

Nadie se levanta por las mañanas pensando: “no hay nada que me apetezca más en el mundo que entrenar la movilidad de mi hombro”. No va a suceder. Nunca. Si solo realizas este tipo de entrenamientos cuando estas motivado te auguro un sonoro fracaso. Esto suele pasar con las cosas útiles: normalmente no son atractivas. “Sólo” son útiles. Sin embargo, exponerse a este tipo de tareas forja un carácter que te hace bastante resistente a los vaivenes de la vida y te convierte en una persona que hace lo que debe hacer, no solo lo que quiere hacer.

EL ENTRENAMIENTO DE LA MOVILIDAD ES FRUSTRANTE

Por dos motivos:

  1. Las ganancias de rango articular son lentas y requieren de un trabajo metódico y constante. Los resultados tardan en verse. Es imprescindible que tomes responsabilidad y te comprometas si deseas mejorar tu movilidad articular
  2. Por mucho que trabajes hay objetivos que no estarán a tu alcance. Como he dicho en la introducción, esta prácticamente al alcance de todos alcanzar un nivel normal. Sin embargo, como el ser humano es insatisfecho por naturaleza, llegados a ese punto es probable que te sientas tentado de conseguir algunas ganancias extra. Que lo consigas o no, no solo dependerá de tu esfuerzo, sino de la confluencia de muchos otros factores (genética, cantidad de elastina en tu tejido conectivo, nivel de alarma de tu sistema nervioso central…). No por nada muchos de los mejores bailarines de ballet tienen una displasia congénita de
    cadera que les predispone a ser los mejores en estas disciplinas (aunque también a cierto tipo de lesiones).

No creo que se necesario explicar porque entrenar nuestra tolerancia a la frustración es altamente recomendable en nuestra vida diaria. Así que, incluso si no alcanzas tus objetivos, obtendrás un gran beneficio.

EL ENTRENAMIENTO DE LA MOVILIDAD NO ES EPICO

Podría ser que hayas llegado a esta entrada buscando como conseguir una movilidad que te permita hacer algún truco que hayas visto por internet. Si has llegado hasta aquí, ya te habrás dado cuenta de que el entrenamiento del que aquí hablamos tiene muy poco de épico e impresionante.

Cuando vemos a personas realizando según qué alardes, la mayoría de los observadores quedan prendados del resultado. Lo que no se muestra, es el proceso (aburrido, lento y frustrante) que les ha llevado ahí (sin hablar del resto de factores que influyen y que ya hemos comentado en el punto anterior). Como veis, en la «sociedad del crecepelo», mostrar el esfuerzo que cuesta conseguir las cosas, no vende. Es más, muchas veces incluso dificulta las ventas. Por eso se oculta. Sin embargo, ser capaces de llevar a cabo un procesos de estas características de manera diligente es la única manera de tener éxito en la vida.

Por todo esto, te animo no solo a que trabajes para recuperar todos tus rangos articulares. Ni un ángulo de movimiento de más, pero tampoco de menos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply